DECÁLOGO DE BUENAS PRÁCTICAS

Primero

Las estaciones de servicio deben ser unas instalaciones atendidas y seguras, en las que la integridad física de las personas sea prioritaria.

Segundo

Los consumidores deben poder repostar en todas y cada una de las instalaciones que integran la red española manteniendo todos los derechos que les otorga la Constitución Española.

Tercero

Las estaciones de servicio se comprometen a velar por la igualdad en el trato a los consumidores.

Cuarto

Las estaciones de servicio se someterán voluntariamente y en todo momento a las inspecciones que estipulen los organismos autorizados para ello.

Quinto

Las estaciones de servicio ofrecerán en todo momento garantías a los consumidores de que los productos que dispensan cumplen con la ley tanto en lo que a calidad como a cantidad se refiere.

Sexto

Las estaciones de servicio son elementos vertebradores del territorio y actúan como focos de cohesión social.

Séptimo

Las estaciones de servicio son actividades que contribuyen a generar una economía social positiva y a mejorar y enriquecer su entorno.

Octavo

Las estaciones de servicio apuestan por la igualdad efectiva entre hombres y mujeres.

Noveno

Las estaciones de servicio son negocios que mantienen un firme compromiso con el medio ambiente.

Décimo

Las estaciones de servicio tienen un compromiso con la formación de sus empleados y con el respeto de sus condiciones laborales. Trabajadores mejor formados y con derechos redundan en una mejora de la seguridad y un mejor servicio a los consumidores.