eleconomista.es | 01.10.18 – 18:12
A pesar de las ventajas de contar con un etiquetado común, desde CEEES echan de menos que las etiquetas “no indiquen a los consumidores las diferencias entre las diferentes calidades del producto, sino que sólo hagan una diferenciación entre el contenido de biocombustible que incluye cada producto”.